¡Hola! ¿Cómo estáis? Nosotros con muchísimas ganas de volver a estar detrás de la barra… A pesar de que de momento no podemos abrir, si nos seguís por RR.SS habréis visto que seguimos al pie del cañón; creando nuevos cócteles, haciendo fotos y creando mucho contenido interesante para manteneros al día y que disfrutéis con nosotros, aunque sea un ratito, del maravilloso mundo de la coctelería. 

Ya sabéis que nos encanta el cine, la música y prueba de ello son algunos de nuestros posts. Hoy queremos enseñaros algunos cócteles que aparecen en las películas de Tarantino y de paso, si no habéis visto alguna de ellas os animamos a hacer un maratón de pelis… ¡No tienen desperdicio! ¿Quién es amante de Tarantino por aquí?

A Tarantino le encanta el buen beber

La mayoría conoceréis a Tarantino por la aclamada Kill Bill o por su fetichismo por los pies, lo que está claro, es que además de todo esto el buen beber le gusta y eso a nosotros, ¡nos encanta!

No nos enrollamos más, empezamos con los cócteles.

Ya en su primera película, Reservoir Dogs (1992), hay varios momentos donde las bebidas espirituosas son muy importantes. Os ponemos en contexto, seis criminales que no se conocen entre sí son contratados para dar un golpe, lo preparan todo con sumo cuidado pero les descubren y creen que hay un infiltrado dentro del grupo. Posteriormente, tratan de analizar lo ocurrido y descubrir quién es el traidor.

Al inicio de la película, aparece una escena en la que los criminales desayunan y beben whisky al son de Like a Virgin de Madonna. ¿Quién no asocia el whisky al poder, a criminales y al lado oscuro de la vida? 

Nos encanta el whisky, aunque eso es obvio, en la actualidad algunos de nuestros favoritos son asiáticos como el Nikka from the Barrel; especiado, firme y con notas de manzana caramelizada. ¡Sí sois devotos del whisky estamos convencidos de que lo disfrutaréis al máximo!

Como es de esperar, la cinta es claustrofóbica y cuenta con un sinfín de flashbacks y diálogos que te mantienen alerta. ¡No os contamos más por si no la habéis visto!

Pulp Fuction,  Rock ’n’ Roll a la antigua usanza…

Pulp Fiction (1994) fue su segunda obra cinematográfica y es una obra de culto para muchos. Es fresca, mezcla el humor y la violencia y cuenta las historias que se entrelazan con un tono muy irónico. 

Hay escenas que se quedan grabadas en la retina y en Pulp Fiction son muchas las que quedan para el recuerdo pero no podemos dejar pasar la mítica en la que Mia Wallace baila, fuma y se droga. Lo que viene siendo Rock ’n’ Roll a la antigua usanza…

¿Y qué aparece por ahí? Whisky…¡Bingo!  

En 1997 lanzó Jackie Brown basada en la novela Rum Punch o Cóctel Explosivo, teníamos que mencionarla sí o sí. ¡Nos vuelven locos los cócteles explosivos!

Aunque es muy diferente a las dos anteriores y fue muy critica por ello, es una película interesante, relajada, con menos sangre y si cabe, la menos famosa. Se bebe mucho, con ganas, como nos gusta y es que Ordell, uno de sus protagonistas, es fiel amante de los Screwdrivers. Para los que aun no conozcáis este rico cóctel a base de vodka y zumo de naranja, es suave, sencillo y bien dulce. 

Tarantino y la coctelería

Ordell y su screwdriver

Como curiosidad, hay alguna escena rodada en el Cockatoo Inn, un famoso hotel de California muy popular entre la mafia y los políticos estadounidenses de la época. 

Un margarita con sus licencias en Kill Bill

En casi todas las películas de Tarantino aparecen bares o alcohol y es que es imposible no asociar los excesos a sus películas. No podemos no hacer referencia a Kill Bill y este magnífico momento, en el que parece que Budd hace un margarita “a su forma”.

Por último, queremos hacer mención especial a la última película de Tarantino, Once Upon a time in Hollywood (2019). Nada mas enterarnos de su estreno fuimos al cine y la verdad, no nos decepcionó. Es difícil por lo que dura pero es entretenida y con con un sinfín de momentos divertidos a la par que irónicos. 

El Bloody Mary como a Tarantino, o lo amas o lo odias

Uno de sus protagonistas, Brad Pitt, bebe un rico Bloody Mary con una gran tira de apio que no pasó indiferente por nuestras retinas. El Bloody Mary es de esos cócteles que amas u odias pero no deja indiferente, como el propio Tarantino. Su sabor, su olor y su textura lo hacen muy diferente y es que es una combinación potente pero muy suave. Dicen que es perfecta para la resaca y no podemos estar más de acuerdo, también nos encanta disfrutar de este rico cóctel por la noche o en buen brunch. No dejéis de probar el nuestro, ¡es DELICIOSO!

Lo cierto es que Once Upon a time in Hollywood da para mucho, ya que Rick Dalton, el personaje que interpreta Leonardo DiCaprio, se pasa toda la cinta bebiendo whisky sours. Como ya sabéis los sours son uno de nuestros cócteles favoritos. Nos encantan… ¡En todas sus formas y sabores! Esa cremosidad y esa textura nos vuelve locos. Aquí podéis ver a Rick hablando de su relación amor-odio con los Sours:

Y con esta última película nos despedimos pero por poco tiempo, atentos a nuestras RR.SS que estamos muy activos… ¡Esperamos que tengáis una buena semana y estéis todos bien!