Netflix nos da lo que necesitamos, series sencillas, divertidas y para verlas del tirón. Esto es lo que nos ha pasado con una de las últimas series que han estrenado, Gambito de Dama. Te engancha, te mantiene sin poder apartar los ojos de la pantalla y te hace olvidar por un ratito las preocupaciones que en estos momentos hace mucha falta. Seguro que os sentís identificados con nosotros y es que tener un ratito de relax en medio de tanta tormenta es muy necesario, ¿verdad? 

Si habéis visto la serie estamos seguros de que os habrá pasado lo mismo, imposible no verla del tirón. Para los que no la habéis visto, os contamos un poco sin hacer spoilers. La serie cuenta con 8 capítulos que se ven rápido, no son muy largos y cuentan la historia de Elisabeth, Beth para los amigos. Esta jovencita se queda huérfana siendo una niña y termina en un internado para niñas donde empieza a jugar al ajedrez con el conserje y descubre que tiene un don. A partir de aquí su vida consiste en jugar al ajedrez y más adelante, entre partida y partida, empieza a disfrutar (demasiado) de la bebida y los antidepresivos. No os contamos más sobre la serie, debes verla. 

Gambito de Dama en Netflix: ajedrez y cócteles

Fuente: Netflix.com

Son varios los personajes que disfrutan del buen beber

Una de las cosas que nos llamó la atención, además de la maravillosa trama, es la cantidad de cócteles y bebidas espirituosas que aparecen a lo largo de los capítulos. Al principio presentan los cócteles de una forma bonita, disfrutona y luminosa, mientras que ya más llegando al final de la serie se vuelven más oscuros al igual que la trama. 

Son varios los personajes que disfrutan del buen beber, desde el conserje que adora el whisky, como la madre adoptiva de Beth o la propia protagonista. Cada personaje, tiene un cóctel o bebida predilecto. 

El conserje disfruta de grandes dosis de whisky tras las partidas con Beth, ya sabéis que nos encanta este destilado. Sobre todo, los whiskys japoneses como el Nika from the Barrel o el Fujini  the 7 virtues. ¡Si sois amantes del whisky no dudéis en probarlos, os encantarán!

La madre adoptiva de Beth, Alma, tiene mucho en común con su hija y es que, entre otras cosas, comparten vicios. Su relación va mejorando a lo largo de los capítulos y se hacen uña y carne. Uno de sus cócteles favoritos es el Margarita. ¿Lo habéis probado? ¡A nosotros nos parece exquisito! Os vamos a contar algunas cosas sobre este sabroso trago. 

No hay nada como un buen margarita

El Margarita es un trago muy popular en México, se dice que en los años 30 ya había una receta con las características de este combinado aunque su nombre se eligió mucho más tarde. Hay varias teorías, la que más fuerza tiene es la de Danny Baljeique, un barman francés que trabajaba en el Casino Riviera del Pacífico. Las malas lenguas dicen que se enamoró de una actriz americana llamada Majorie King que odiaba con todas sus fuerzas el sabrosísimo tequila por la forma en la que los mexicanos tomaban este destilado así que el Barman decidió hacer este cóctel para que su amada comenzase a adorar esta bebida mexicana. ¿Lo que se hace por amor, verdad? 

Este cóctel lleva Tequila blanco o reposado, Cointreau, zumo de lima y sal para decorar. Es sencillo de hacer en casa y tiene un sabor delicioso, atentos a nuestras RR.SS los próximos días, os contamos como prepararlo en casa. 

El Gibson, un dry martini con personalidad

Otro de los cócteles que aparece en repetidas ocasiones en la serie es el Gibson, un trago con muchas similitudes al Dry Martini. Este cóctel es perfecto para el aperitivo y si eres amante de la ginebra te fascinará. Pero como la mayoría de cócteles su origen está difuso, algunas teorías dicen que su creación tiene que ver con un diplomático americano que vivía en Reino Unido y se apellidaba Gibson. Se dice que este diplomático era abstemio pero en las reuniones importantes debía parecer que disfrutaba de la bebida, así que pedía una copa de Martini con agua mineral y para no confundirse con el resto de copas se lo decoraban con un par de cebolletas. ¿Qué os parece esta historia tan divertida? 

Este trago se hace a base de ginebra, vermú seco y para decorar cebolletas en vinagre. 

A lo largo de la serie aparecen algunos tragos más, los dejamos para más adelante. ¿Recordáis que más tragos aparecen?

Esperamos que hayáis disfrutado un ratito leyéndonos. Poco más podemos hacer para sentirnos cerca de vosotros. ¡Os echamos de menos!