Si hay un ingrediente que nos encanta en los cócteles es en el jengibre. Podemos encontrarlo en diversas formas y con diferentes tipos de alcoholes. Nos gusta el toque picante que aporta a los cócteles, la sabrosura que sientes al probarlo es incomparable. 

El jengibre se usa de diversas maneras, ya sea como garnish o en refrescos como el Ginger beer o el Ginger ale. Os iremos contando las diferencias a lo largo del post. 

En Gatsby contamos con Ginger Beer y Ginger Ale para realizar los cócteles. Nos encanta el toque que le dan estos refrescos.

El jengibre es una especia que lleva usándose desde  el 500 a.C, comenzó a usarse en India y China como un ingrediente muy común en la medicina; también es un alimento y por supuesto, un gran sazonador. Tiene propiedades medicinales y es un gran digestivo, lo que hace que sea muy atractivo a la hora de usarlo en cócteles. En occidente se comenzó a usar en la época de la colonización gracias al comercio de especias. 

El jengibre como tal, se usa en cócteles como el Dark’n’Stormy o el Moscow Mule. Además de encontrar jengibre en trozos muchos de los cócteles llevan bebidas a base de esta famosa especia. 

La producción de Ginger Beer se inició en Inglaterra en el S. XVIII

En Gatsby contamos con Ginger Beer y Ginger Ale para realizar los cócteles. Nos encanta el toque que le dan estos refrescos.Tenemos la suerte de contar con Le Tribute. Una marca que además de producir destilados como Ginebra o Mezcal, lleva a cabo estas bebidas a base de jengibre. Hemos probado diferentes marcas, y ésta sin duda es nuestra favorita por lo especiadas que vienen sus bebidas.

Entremos al lío, la producción de Ginger Beer se inició en Inglaterra en el S. XVIII y rápidamente se convirtió en una bebida muy popular en EE.UU, Irlanda, Canadá y Sudáfrica. Inicialmente esta bebida tenía alcohol pero en la actualidad mayoritariamente lo encontramos sin alcohol y podemos beberlo tanto solo como en combinados.

Se trata de una bebida carbonatada, endulzada naturalmente y producida a partir de la fermentación obtenida al combinar jengibre, levaduras y azúcar. Actualmente muy pocas se elaboran a través de la fermentación como si se tratase de una cerveza. Hoy en su mayoría se realizan a través de agentes saborizantes y aditivos. Uno de los elementos vitales en la producción de Ginger Beer es la “Ginger Beer Plant”, se trata de una bacteria, una levadura capaz de formar el agente fermentativo responsable de la elaboración del Ginger beer.

Os recomendamos el Dark’n’Stormy, uno de nuestros favoritos realizado a base de Ginger beer, lima, sirope simple y ron (Cóctel del que ya os hemos hablado anteriormente). Un combinado sabroso, diferente y visualmente espectacular. También nos encanta también el Moscow Mule con la diferencia de que éste se realiza con Vodka y hierbabuena.  Son perfectos para por la noche además son muy, muy refrescantes.

Dark N Stormy en Gatsby Coctelería en Alicante

La mayor diferencia está en su sabor, mucho más suave que la cerveza de jengibre.

Seguimos con el Ginger Ale, una bebida mucho más popular que la anterior pero que se creó bastante después que el Ginger beer. Es una bebida gaseosa de origen inglés fabricada con agua mineral, jengibre, azúcar y limón. En el siglo XIX se popularizó en las tabernas inglesas y al igual que la anterior tiene componentes digestivos. La mayor diferencia está en su sabor, mucho más suave que la cerveza de jengibre. Esta bebida la podemos encontrar en cócteles como el Spice Mule, muy similar al Moscow Mule pero con la diferencia de los “gingers” y a base de ron.  También es perfecto para tomarlo con Whisky, le da un toque diferente y nos muestra matices desconocidos.

En otro post os hablaremos sobre la familia de los “Mules”, a base de Ginger beer y Ginger ale, según el cóctel; podemos encontrar una gran variedad con un gran número de destilados y por supuesto, opciones para todos los gustos. 

¿Conocíais la existencia de estas bebidas? Contadnos sí habéis probado alguna. 

Os esperamos en Gatsby para refrescaros el paladar, hablar sobre mixología y disfrutar de la buena música.